jueves, 12 de junio de 2008

La Navidad de la Muerte


Lic. Eloy Morúa Carrillo y Carmen Padilla de Morúa


Eloy Morúa Carrillo (hermano de mi abuelo materno, Francisco) nació en San José en 1919. Se lincenció en derecho de la Universidad de Costa Rica. Fue mienbro fundador del grupo Acción Demócrata, que se unió al Centro para el Estudio de los Problemas Nacionales y fundaron en 1945 el Partido Social Demócrata, antecesor directo del Partido Liberación Nacional. Participó en la Comisión redactora del Proyecto de Constitución de la Junta Fundadora de la Segunda República.


Durante la contrarrevolución, se ofreció como recluta voluntario y fue asesinado en Puerto Soley (Bahía Salinas), en la Cruz de Guanacaste, el 25 de diciembre de 1948. Debido a este espantoso suceso, esa fecha se conoce como la Navidad de la Muerte. Por ello, se levantó un monumento en honor a a los caídos en Puerto Soley.


Monumento a los caídos en Puerto Soley
AQUI FUERON MUERTOS Y QUEMADOS
POR INVASORES DESDE LA FRONTERA NORTE
LOS PRECLAROS CIUDADANOS
LIC. ELOY MORUA CARRILLO
BERNAL VARGAS FACIO
EFRAIN ROLDAN PEREZ
VICTOR MANUEL VIQUEZ ARGUEDAS
EL 25 DE DICIEMBRE DE 1948
SU HEROISMO Y EJEMPLO SALVARON A
LA PATRIA Y LAS GENERACIONES FUTURAS
¡LOOR A SU MEMORIA!


Además, en 1961, por iniciativa de don Daniel Oduber Quirós, quien creía que un Partido permanente e ideológico, debería contar con una editorial, se creó la Editorial Morúa Carrillo. Don Daniel, también propuso que llevara este nombre, como un justo homenaje a quien fuera miembro del Partido Social Demócrata años antes. La Comisión Editorial original de 1961, estaba compuesta por los señores Fernando Volio Jiménez, Carlos Enrique Corrales Solano y Fernando Durán Ayanegui.


Una de las primeras publicaciones de 1961 de la
Editorial "Eloy Morúa Carrillo", correspondiente al
programa de gobierno de don Chico Orlich, de cara a las
elecciones de 1962, las cuales ganó.

Información e imágenes obtenidas en: Editorial Morúa CarilloEl espíritu del 48.





1 comentario:

Silvia dijo...

Qué espanto. Como que todos tenemos cuentos más o menos tétricos que contar. Me interesó mucho la historia de tu tío. Me hace darme cuenta de tooodo lo que no sé. Y del montón que nunca voy a saber. Igual que Fausto, con gusto le vendería el alma que no tengo al diablo, a cambio de.

Espero que pongás un montón de cosas más ahora que vas de viaje. Aquí estoy esperando a ver, ya desde este momento. Para que vea.


Silvia